Para que haya libertad, el opresor tiene que caer. Habrá sangre, se harán sacrificios, pero los ideales que tenemos perdurarán para siempre. Assassin’s Creed® III nos muestra que los actos mas pequeños pueden encender la flama que inicie la revolución: un soldado peleando por su país; un cura combatiendo con su fé por sus creencias; una madre que solo desea proteger a sus hijos; un asesino a sueldo, peleando por la libertad y justicia.

El arma mas fuerte contra la tiranía es la voluntad del individuo, es tiempo de levantarse en armas.

YouTube: please specify correct url

Participa con tus Comentarios!

Comentarios: